Menu Close

(5.15) ¿Cómo puedo convertirme en un mejor negociador?

(5.15) ¿Cómo puedo convertirme en un mejor negociador?

La negociación consiste en que dos partes trabajen para acordar algo que conforme a ambas partes. Por lo general, debe hablar, hacer ofertas y ser flexible al negociar. Las reuniones que tiene con el centro regional u otras agencias implican cierta negociación. Las reuniones del IPP y las reuniones menos formales pueden ser una negociación.

Pero, a veces, hay desacuerdos que no se pueden resolver con negociación. Si eso le sucede a usted, puede tener una audiencia formal o utilizar el proceso de reclamos de la agencia.

Siga estos pasos que lo ayudarán a prepararse para una negociación:

Paso 1: Escriba un párrafo sobre el problema. Su párrafo debe:

  • Describir el problema
  • Decir qué causa el problema
  • Decir qué cambios necesita para resolver el problema

Tener en cuenta lo que aceptará como solución. Lo que aceptará es su mínimo, el punto en el que no aceptará menos. No mencione su punto mínimo antes de que comience la negociación. Guárdelo para cuando el proceso de negociación se atasque y no parezca que el centro regional vaya a hacer los cambios que usted desea. Si el centro regional no le brinda una solución mínima, es posible que deba apelar la decisión del centro regional en una audiencia imparcial.

Importante: No entregue sus notas al centro regional o a la agencia. Estas son sus notas para ayudarlo a negociar.

Paso 2: Averigüe con quién necesita negociar. Busque a alguien con autoridad que esté más cerca del problema. Por ejemplo, si el problema es un desacuerdo con su coordinador de servicios sobre la necesidad de un servicio, puede negociar con ellos. Si el centro regional niega un servicio debido a su política, debe negociar con alguien con más autoridad, como un gerente. No puede negociar con alguien que no tiene el poder de decir “sí”. Exija hablar con alguien con autoridad para brindarle los servicios que necesita. La Ley Lanterman le otorga el derecho de reunirse y negociar con personas del centro regional que estén autorizadas para resolver su situación. [1]Sección 4646(d) y (f).

Paso 3: Observe las fortalezas y debilidades de su posición y del caso del centro regional u otra agencia. Para saber si se encuentra en una posición sólida, piense en:

  • Lo que dice la ley sobre el servicio u otra situación sobre la que está negociando con el centro regional.
  • ¿Cuáles son todos los hechos en los que las partes están de acuerdo?
  • En caso de que usted y el centro regional no estén de acuerdo, ¿puede probar que lo que usted cree es cierto?
  • ¿Hay otras situaciones en las que el centro regional brindó servicios similares a los que usted solicita para resolver un problema similar?

Puede fortalecer su caso al:

  • Obtener una evaluación de usted y su situación por parte de un profesional;
  • Pedir a otros clientes del centro regional y miembros de la familia que conozcan su situación que lo apoyen en su solicitud;
  • Hablar con funcionarios electos locales o estatales sobre su situación o comunicarse con los medios de comunicación sobre su caso, si el centro regional no está actuando de manera razonable.

Paso 4: Haga dos listas: Una lista tiene las razones por las que el centro regional (u otra agencia) le informó por qué no está de acuerdo con usted. La otra incluye los motivos por los que puede que no estén de acuerdo con usted, pero no lo han dicho ni escrito. Estas son las razones por las que el centro regional u otra agencia pueden no estar de acuerdo con usted:

  • Ellos no están de acuerdo en que necesite el servicio.
  • No creen que tenga derecho al servicio según la ley.
  • No entienden lo que usted necesita.
  • No creen que puedan ir en contra de una política existente para comprar el servicio.
  • Creen que el servicio que solicita podría perjudicarlo.

El centro regional puede tener motivos para no estar de acuerdo, que no dice ni escribe en ninguna parte. Estos son:

  • Ellos temen a la responsabilidad legal. Esto significa que temen que le suceda algo malo y usted los demande.
  • Ellos tienen miedo de sentar un precedente. El centro regional teme que si le brindan este servicio, todos los demás también lo querrán.
  • Ellos no toman en serio su solicitud.
  • Son rígidos en sus costumbres y siempre usan los mismos procedimientos y brindan los mismos servicios en la misma cantidad. No quieren cambiar la forma en que siempre han hecho las cosas para todos a quienes sirven.
  • Ellos piensan que cuesta demasiado dinero.

Paso 5: ¡Haga un plan y apéguese a él! Escriba un plan que indique cómo logrará que el centro regional esté de acuerdo con lo que usted desea. Concéntrese en las razones que tiene el centro regional para no estar de acuerdo con usted. Esto incluye las razones de las que no han hablado, pero usted cree que pueden ser las razones por las que el centro regional ha denegado su solicitud. Si puede darles lo que quieren o lo que les preocupa, y aun así obtener lo que quiere, tiene muchas posibilidades de éxito.

Al hacer su plan:

  • Investigue los hechos.
  • Determine su punto mínimo.
  • Determine los compromisos que no está dispuesto a hacer (puntos no negociables).
  • Determine los compromisos que está dispuesto a hacer, pero manténgalos en privado todo el tiempo que pueda.
  • Establezca una fecha, hora y lugar para la negociación.
  • Escriba un esquema y reglas para la negociación.
  • Fije un plazo para llegar a un acuerdo. Si no pueden llegar a un acuerdo antes de la fecha límite, es posible que deba ir a una audiencia.

Puede pedirle a alguien que lo ayude en la negociación, o puede traer un experto que apoye su posición. Puede pedirle a alguien con más autoridad del centro regional que asista a la negociación si teme que no asistan las personas adecuadas.

El Suplemento M tiene una hoja de trabajo que puede ayudarlo a preparar su negociación.

References
1 Sección 4646(d) y (f)